El tratamiento de la celulitis con Deep Slim, comienza con la estimulación mecánica, sin cirugía, sobre el conjunto de la hipodermis, ayuda a reducir la fibrosis del tejido y estimula la lipólisis en el área localizada, produciendo un cambio notable en su aspecto y mejorando significativamente la salud de la piel.

En pocas sesiones la piel rejuvenece, mostrándose lisa y compacta. Deep Slim, a través de sus protocolos especializados, consigue desde la primera aplicación resultados visibles en todo tipo de celulitis.

La celulitis, obedece a factores hormonales, genéticos, tabaquismo, mala alimentación o sedentarismo entre otros, y no siempre se consigue su reducción con dietas o la práctica de deporte. Para realizar un buen diagnóstico personalizado se debe tener en cuenta qué factores están provocando su aparición.

La hipodermis se divide en dos capas, areolar y lamelar. La inflamación de las células grasas, causada por la aparición de celulitis en la capa areolar, produce fibrosis, hipoxia, ralentización de los intercambios circulatorios y afecta a una óptima lipólisis, provocando una compresión sobre la dermis y afectando a su buen funcionamiento.

Deep Slim: el tratamiento de la celulitis

Deep Slim es un procedimiento utilizado para el tratamiento de la celulitis, que combina la tecnología de radiofrecuencia con masaje subdérmico para tratar la celulitis y mejorar la apariencia de la piel. La radiofrecuencia ayuda a calentar las capas más profundas de la piel, lo que estimula la producción de colágeno y elastina, lo que a su vez mejora la textura y la firmeza de la piel. El masaje subdérmico ayuda a romper los depósitos de grasa y a mejorar la circulación, lo que puede reducir la apariencia de la celulitis.

El tratamiento de la celulitis con Deep Slim generalmente se realiza en sesiones semanales o quincenales, dependiendo de las necesidades individuales del paciente. Los resultados suelen ser progresivos y se pueden notar después de varias sesiones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los resultados pueden variar según la persona y que es posible que se necesiten múltiples sesiones para lograr los resultados deseados.

Además del tratamiento de la celulitis en la Clínica Renacimiento de León, es importante complementar el tratamiento con hábitos de vida saludables, como una dieta balanceada y ejercicio regular, para obtener los mejores resultados a largo plazo. Es importante consultar a un médico o a un profesional de la estética antes de iniciar cualquier tratamiento para la celulitis para determinar el mejor enfoque para tus necesidades individuales.

el tratamiento de la celulitis
el tratamiento de la celulitis
el tratamiento de la celulitis
el tratamiento de la celulitis

El origen de la celulitis

El origen de la celulitis es multifactorial y puede estar influenciado por una combinación de factores genéticos, hormonales, estilo de vida y factores ambientales. Aunque no se comprende completamente, algunos de los factores que se cree que contribuyen al desarrollo de la celulitis incluyen:

  1. Estructura y distribución de la grasa subcutánea: la forma en que se distribuye la grasa debajo de la piel puede influir en la aparición de la celulitis. Las mujeres tienen una estructura de tejido conectivo diferente en comparación con los hombres, lo que puede facilitar la aparición de hoyuelos en la piel.

  2. Factores hormonales: los cambios hormonales, como los que ocurren durante la pubertad, el embarazo o la menopausia, pueden influir en la aparición de la celulitis. Las hormonas como el estrógeno y la progesterona pueden afectar la elasticidad de la piel y la distribución de la grasa, lo que puede contribuir a la formación de hoyuelos.

  3. Factores genéticos: la predisposición genética también puede desempeñar un papel en la aparición de la celulitis. Si tus padres o familiares cercanos tienen celulitis, es posible que tengas un mayor riesgo de desarrollarla.

  4. Estilo de vida: factores como la falta de ejercicio, una dieta poco saludable, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol pueden aumentar el riesgo de desarrollar celulitis. La falta de actividad física puede contribuir a la acumulación de grasa y la pérdida de tono muscular, lo que puede agravar la apariencia de la celulitis.

  5. Factores circulatorios: la mala circulación sanguínea puede dificultar la eliminación de toxinas y la redistribución de la grasa, lo que puede contribuir a la formación de celulitis.

La celulitis es el resultado de una combinación de factores, y su origen puede variar de una persona a otra. No obstante, adoptar un estilo de vida saludable que incluya una dieta balanceada, ejercicio regular y cuidado de la piel puede ayudar a reducir su apariencia y prevenir su formación.

En la Clínica Renacimiento de León lideramos la medicina estética y estamos en la vanguardia de los tratamientos estéticos. No dudéis en pedir una consulta sin compromiso con nosotros. La Dra. Ana Rosa González valorará vuestro caso con total confidencialidad.  Los tratamientos estéticos deben ser revisados e implementados por un profesional cualificado
 
¿Os lo contamos? No dudéis en poneros en contacto con la Clínica Renacimiento de León y concertar una cita sin compromiso. Podéis escribirnos un email a clinica@renacimientoleon.com o llamarnos al teléfono 987249611.

Deja un comentario

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE A NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS

La Dra. Ana Rosa González te contará semanalmente las últimas novedades sobre Medicina Estética.