¿Eres de bótox o de ácido hialurónico?

No depende de lo que más te guste sino de lo que un médico cualificado te indique en base a la zona que desees tratar.

Cuando queramos tratar la frente, las patas de gallo, es decir la musculatura que está debajo de dichas zonas que realmente es la que produce las arrugas deberemos acudir al bótox. Pero si por el contrario queremos tratar surcos, disminución de volumen o arrugas finas deberemos tratarlo con ácido hialurónico. ¡La cantidad de ácido hialurónico en el cuerpo humano es muy amplia! En base al diagnóstico utilizaremos un ácido hialurónico más o menos denso en función de la zona que queramos tratar.

El ácido hialurónico es un producto inocuo para el organismo. No lo tenemos dentro del cuerpo humano en nuestras articulaciones, cartílagos y en la piel. Debido a ello, es muy raro que se produzcan alergias cuando realizamos tratamientos con el ácido hialurónico. Su propiedad principal es aumentar el volumen, dar elasticidad a la piel e hidratarla.

bótox en León

La aplicación de la Toxina botulínica o bótox tiene que ser siempre realizada por un médico experto. Así, se obtendrán resultados naturales, para eso es necesario que el médico experto tenga una visión global de la anatomía facial y estudiar muy bien las variaciones anatómicas de cada paciente.

Las primeras arrugas aparecen a los veinticinco años. A los treinta surgen las patas de gallo y a partir de los cincuenta están presentes en las manos y se acentúan las del cuello, la nariz, las orejas y el mentón. A partir de los sesenta se instala el código de barrasen el labio superior.

¿BÓTOX O ÁCIDO HIALURÓNICO?

La metodología para conseguir relajar o debilitar los músculos de la mímica es a partir de las inyecciones intramusculares con la toxina botulínica tipo A. Se trata de una proteína altamente purificada que se extrae de una bacteria y que tiene la capacidad de interrumpir el impulso nervioso que origina una contracción muscular.

La toxina botulínica se utiliza en el tratamiento de las arrugas de expresión desde principios de los años noventa. Su efecto farmacológico se produce a nivel local a nivel de la unión neuromuscular sin causar daño ni lesión física en las estructuras nerviosas.

El rejuvenecimiento facial con rellenos es un tratamiento médico basado en la aplicación subcutánea de materiales de relleno. El ácido hialurónico se usa para rejuvenecer la cara, corregir la forma o el volumen de las estructuras faciales y lo mas importante prevenir el envejecimiento. La propiedad principal del ácido hialurónico es aumentar el volumen, dar elasticidad a la piel e hidratarla.

En la Clínica Renacimiento de León lideramos la medicina estética y estamos en la vanguardia de los tratamientos antiedad. No dudéis en pedir una consulta sin compromiso con nosotros. La Dra. Ana Rosa González valorará vuestro caso con total confidencialidad.

Los tratamientos estéticos deben ser revisados e implementados por un profesional cualificado. ¡Os esperamos!