El rostro tiene su lenguaje.

CIRUGÍA ESTÉTICA FACIAL

 

La blefaroplastia es la cirugía que busca rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares. Se realiza fundamentalmente por razones estéticas, pero en algunos casos se realiza únicamente por motivos visuales (blefaroplastia funcional) ya que la caída de la piel de los párpados superiores puede ocasionar una reducción del campo visual.

El proceso de envejecimiento provoca varios cambios en el área periocular. En el párpado superior se caracterizan fundamentalmente por un exceso y descolgamiento de la piel del párpado Otra condición asociada con el envejecimiento es la presencia de una ptosis palpebral (descenso de los párpados) producida por laxitud de las fibras del músculo elevador del párpado superior.

En el párpado inferior, la laxitud de las estructuras fibrotendinosas que aparece con la edad provoca fundamentalmente dos cambios a nivel palpebral. Por un lado, la grasa orbitaria, que ocupa gran parte de la órbita, se hernia hacia adelante, haciéndose visible en la piel y dando lugar a las coloquialmente conocidas “bolsas”. En segundo lugar, el estiramiento y descolgamiento de la piel, músculo orbicular y tendones de los párpados dan lugar a arrugas, pliegues y un descenso del párpado inferior.

 

 

 

 

Es la intervención quirúrgica para corregir la deformidad de las orejas conocida como “orejas en soplillo” o despegadas.

En las “orejas en soplillo”, los pabellones auriculares se encuentran más separados de lo normal de la cabeza. 

Habitualmente se interviene cuando el niño acude al colegio y se enfrenta a las burlas de los compañeros. Esta edad suele ser los 6-7 años.

Posteriormente se lleva un vendaje protegiendo las orejas durante 3-5 días y durante dos o tres semanas más es conveniente llevar una banda elástica por la noche para mantener la forma y proteger las orejas. 

Se recomienda un reposo relativo de 3/4 días en los que podrá volver a la vida laboral y en las actividades físicas entre 3/4 semanas. 

El resultado es permanente si se utilizan técnicas de modelado del cartílago y no solamente unas cuantas suturas para mantener la forma.



 

La rinoplastia, es una intervención frecuente. La rinoplastia consiste en alterar la forma de la nariz, produciendo cambios en su aspecto, remodelándola. Los cambios producidos por la rinoplastia pueden ser para disminuir o aumentar el dorso de la nariz, cambiar la forma de la punta nasal, el ángulo entre el labio o la punta de la nariz.

La rinoplastia puede ayudar a corregir alteraciones o problemas respiratorios. La rinoplastia es personal para cada paciente, se adapta a las necesidades específicas de cada persona, dependiendo de sus necesidades.

La rinoplastia normalmente se realiza por dentro de la nariz, no siendo visibles las cicatrices, y si hay que realizar una rinoplastia vía externa, las cicatrices se disimulan en lugares poco visibles.

El tiempo de quirófano de la rinoplastia puede variar entre una y dos horas, normalmente se realiza con anestesia general. Tras la intervención de rinoplastia se colocan unos esparadrapos y sobre ellos una escayola que se retira a la semana.

 

 

 

La herencia familiar y genética juegan un papel importante, de modo que inclusive personas jóvenes pueden prematuramente verse cansados y envejecidos si las cejas son pesadas o si su posición es inclinada hacia abajo y a los lados.

Los efectos del envejecimiento provocan un descolgamiento del espacio entre la sien y el párpado, dando como resultado un aspecto de tristeza y envejecimiento. La caída de las cejas suele aparecer a partir de los 40 – 50 años y se debe al debilitamiento de los ligamentos suspensores de las mismas.

Es frecuente que pacientes que consultan por cirugía estética de párpados superiores presenten también una caída (o ptosis) de la cejas. La ptosis de las cejas suele ser más llamativa en la parte externa de las cejas, ya que a este nivel tienen menos soporte muscular.

Las cejas caídas hacen que haya un exceso de piel aún mayor sobre los párpados superiores . Los pacientes suelen atribuir este exceso de piel sólo a los párpados, pero al elevar la ceja a una posición más natural este aparente exceso de piel desaparece.