Es la intervención quirúrgica para corregir la deformidad de las orejas conocida como “orejas en soplillo” o despegadas.

En las “orejas en soplillo”, los pabellones auriculares se encuentran más separados de lo normal de la cabeza. Habitualmente se interviene cuando el niño acude al colegio y se enfrenta a las burlas de los compañeros. Esta edad suele ser los 6-7 años.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Posteriormente se lleva un vendaje protegiendo las orejas durante 3-5 días y durante dos o tres semanas más es conveniente llevar una banda elástica por la noche para mantener la forma y proteger las orejas.

Se recomienda un reposo relativo de 3/4 días en los que podrá volver a la vida laboral y en las actividades físicas entre 3/4 semanas.

El resultado es permanente si se utilizan técnicas de modelado del cartílago y no solamente unas cuantas suturas para mantener la forma.